Se encuentra usted aquí

Biografía de Santo Domingo Savio

El 2 de abril de 1842, en la pequeña aldea de Riva de Chieri, al norte de Italia, el humilde hogar de Carlos Savio y Brígida fué alegrado con el nacimiento de su nuevo hijo, a quien pusieron por nombre Domingo Savio.

La mejor escuela son las rodillas de la madre. Mamá Brígida se esmeró por enseñar muy bien la religión a Dominguito.

Desde muy pequeño, jamas se iba a acostar sin rezar el Padre Nuestro, el Dios te Salve María, y el Ángel de mi Guarda mi Dulce Compañía...

Era muy agradecido: "Papá, cuánto tiempo tienes que trabajar por nosotros que no te producimos sino gastos! muchas gracias".

Domingo estaba dotado por la naturaleza de un carisma vivo, dulce, y agradable y de un corazón de oro.

Hacia sus padres mostraba un afecto profundísimo que sabía manifestarles de mil modos, con su madre se mostrabaobediente en toda ocasión.

En el pueblo de Murialdo, el Párroco, Don Juan Zucca, hombre que gozaba de gran reputación como sacerdote y maestro, contaba entre sus discípulos más queridos a nuestro Domingo Savio, quien se confesaba con frecuencia y apenas supo distinguir el pan celestial del pan terrenal, fue admitido a la Sagrada Comunión, que recibió con devoción extraordinaria.

El 24 de junio, día del onomástico de Don Bosco, todos escribían un deseo. Al leer las solicitudes, encontró en la de Domingo Savio lo siguiente: "Ayúdame a ser Santo!.

Don Bosco tomó en serio aquel pedido. Llamó a Domingo Savio y le dijo:

"Te quiero regalar la fórmula de la santidad, está muy atento:

Primero, alegría. Lo que turba y te quita la paz no viene del Señor.

Segundo, deberes de estudio y de piedad. Atención de la clase, empeño en el estudio, empeño en la oración. Todo esto hazlo, no por ambición ni para hacerte alabar, sino por amor al Señor y para llegar a ser verdadero holbre.

Tercero, haz el bien a los otros. Ayuda a tus compañeros siempre, aunque te cueste sacrificio. La santidad se alcanza así, está todo aquí."

El 9 de marzo de 1857, murió Domingo savio a la edad de 15 años.

El 9 de julio de 1933, Pío XI declara "Venerable" a nuestro héroe. El año 1950, Pío XII lo declara "Beato" y "Patrono de Todos los Monaguillos del Mundo" cuatro años mas tarde, en el Año Mariano de 1954, es "Santificado", llega triunfante al Honor Supremo de los Altares.

Juan Pablo II presenta a Domingo Savio como "Ideal para la Juventud"

El 6 de mayo de 1979, se reunieron en la Plaza de San Pedro más de 30.000 jóvenes para recordar los 25 años de Canonización de Domingo Savio. El Papa Juan Pablo II les dijo:

"Tres mensajes os da vuestro amigo Domingo Savio:

  • La Santidad se manifiesta estando siempre alegres.
  • Hay que preferir morir antes que pecar.
  • Los mejores amigos son Jesús y María".